• Curso de mecánica general de bicicleta

    CURSO DE MECÁNICA GENERAL DE BICICLETA

    Curso de reparación de cuadros de carbono

    Curso de Constructor de ruedas

    Curso de mecánica completa de bicicleta

    CURSO DE MECÁNICA COMPLETA DE BICICLETA

    Curso de suspensores y amortiguadores

    Curso completo sobre Suspensiones y Amortiguadores.

    Curso de mecánica eléctrica de bicicletas

    Curso de mecánica electrica de bicicletas-cursos de mecanica de bicis - bicihome
  • Pintamos tu bici
Home / Blog / Pasa de ser banquero a astronauta gracias a su bicicleta

Pasa de ser banquero a astronauta gracias a su bicicleta

Hace algo más de una década, el egipcio Omar Samra era uno de los tantos empleados insatisfechos y adormecidos que pueblan la City londinense. “Trabajaba 16 horas al día en un banco de inversión. Tardé seis meses en darme cuenta de que había vida más allá de estar sentado todo el día”.

Bicihome Omar Samra

Omar Samra en la Axe Apollo Space Academy

Decidido a cambiar de piel, halló el remedio entre las cuatro paredes de su oficina. “Uno de mis compañeros, el tipo más aventurero que conocía por aquel entonces, me contó un viaje que hizo en bicicleta y quedé fascinado. Aquella misma tarde fui a una librería y tomé la decisión de que iría adonde mis ojos me llevaran. Y por puro azar agarré de la estantería una guía de Andalucía”.

Unos meses después, Omar estrenó el primer día del resto de su vida a orillas del Guadalquivir, junto al río grande de los árabes que, a principios del siglo XX, unos viajeros ingleses confundieron con el Nilo, cerca del que creció este economista inquieto. “Empecé en Sevilla. De allí a Cádiz y Tarifa. Luego crucé a Tánger y, más tarde, regresé a Gibraltar. De allí a Málaga…”, detalla Omar, quien advierte de que entonces no chapurreaba el español y tenía poco sentido de la orientación. “Cuando volví del viaje había cambiado. No podía parar”, reconoce.

Le había picado el gusanillo de la aventura. Aguantó un par de meses vestido de traje, el tiempo suficiente para ahorrar algún dinero con el que costearse un año de ruta por América Latina y Asia. “América Latina es aún hoy mi lugar preferido para viajar, donde más he disfrutado”, dice quien se enroló de voluntario en Costa Rica y se curtió en la escalada encaramándose a las sierras de Perú y Bolivia. Y de los Andes a la cima del mundo, el Everest. Acarició su cumbre en 2007 y no paró hasta completar la pasada primavera el ascenso a las montañas más altas de los seis continentes.

Pero ni siquiera patearse el planeta había logrado curar su frustración. “Llegué a sentir que era dos personas distintas, una la que disfrutaba del tiempo libre y otra la que trabajaba.Necesitaba unir mi pasión por viajar con la posibilidad de cambiar la experiencia de otros”, arguye. Así nació Wild Guanábana, su aventura empresarial con nombre de fruta tropical que oferta turismo ético y ecorresponsable. “La idea era proponer algo diferente a ir en autobús a un lugar, bajar a tomar una foto y continuar el trayecto”.

Empeñado en seguir siempre adelante, el próximo reto de Omar es cumplir el sueño de muchos: “Asomarte a una ventanilla y ver la tierra a lo lejos”. Desde hace unos meses tiene billete para convertirse en uno de los primeros turistas del espacio. Tras superar con nota los entrenamientos en Orlando (Florida) -pruebas de gravedad, acrobacias aéreas y un simulacro de asalto militar incluido-, es uno de los 23 elegidos en todo el mundo por la Axe Apollo Space Academy para un periplo sin fecha cierta. “Será a lo largo de 2015. Será solo un par de horas en el espacio, pero es el turismo del futuro”, pronostica.

Fuente: Francisco Carrión.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

por si eres spam *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escribenos-por-WhatsApp-bicihome.com-ahora-te-responderemos-mas-rapido

bicihome.comPregúntanos por WhatsApp

Escríbenos al 648 644 883

Ahora te respondemos más rápido,

¡cuando nos bajemos de la bici! :)