• Curso de mecánica general de bicicleta

    CURSO DE MECÁNICA GENERAL DE BICICLETA

    Curso de reparación de cuadros de carbono

    Curso de Constructor de ruedas

    Curso de mecánica completa de bicicleta

    CURSO DE MECÁNICA COMPLETA DE BICICLETA

    Curso de suspensores y amortiguadores

    Curso completo sobre Suspensiones y Amortiguadores.

    Curso de mecánica eléctrica de bicicletas

    Curso de mecánica electrica de bicicletas-cursos de mecanica de bicis - bicihome

Las bicis ya están incluidas en la Constitución de Suiza

La bicicleta entra de lleno en la Constitución de Suiza. Gracias a una votación histórica en referéndum que han apoyado tres de cada cuatro votantes en el país helvético. El 73,9% de los suizos que acudieron a las urnas ayer domingo se mostraron favorables a que su país haga de la movilidad sobre dos ruedas una prioridad, con una mejora de las infraestructuras y una política enfocada hacia este medio de transporte. A pesar de que la participación no fue demasiado alta (votaron un 37,1% de los suizos), los 26 cantones del país apoyaron la medida, según la Cancillería Federal.

Suiza ya es un país amigable con las bicicletas. Su inclusión en la Constitución supone incrementar la seguridad en las carreteras helvéticas y fomentar su crecimiento. La votación de ayer recuerda a la que en 1979 tuvo lugar en el país, cuando se introdujo el senderismo en la Carta Magna, lo que hizo que por ley Suiza pusiera los recursos necesarios para adecentar caminos y paseos de montaña. Ahora llega el turno a las bicis.

Suiza ha demostrado de nuevo que es un país muy avanzado

Según recoge swissinfo.ch, Matthias Aebischer, político del Partido Social Demócrata y presidente de la asociación ciclista Pro Velo, dijo estar “impresionado por el apoyo a la iniciativa”. Por su parte, la ministra de Transportes, Doris Leuthard, también se congratuló por la decisión de los ciudadanos suizos. Según ella, la bicicleta ayudará a aligerar los trenes y autobuses públicos, además de reducir las emisiones.

 

Fuente: El País

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

por si eres spam *