En una de las últimas entrevistas a la candidata de Ahora Madrid, Manuela Carmena, descubrimos que la candidata no solo se sube a la bici en periodo preelectoral. Tiene dos bicis, una de ellas eléctrica.

La candidata a la alcaldía asegura que, aunque su apretada agenda en época de elecciones «sólo le permite usarla durante el fin de semana para hacer gestiones», la usa con asiduidad, y se siente desprotegida frente al tráfico motorizado. Aunque valora positivamente la introducción de Bicimad, tanto su gestión como la de la infraestructura ciclista de la capital la describe como «un desastre».

Carmena ha aprovechado para adelantar el cambio que se produciría en Madrid si ella fuese elegida presidenta, en materia ciclista. La creación de un Instituto de la Bicicleta, o un análisis más profundo de lo que significaría cerrar el centro de la ciudad a los coches, medida rechazada ya hace meses por los comerciantes, se encuentran entre las medidas propuestas.

Ante la perspectiva de una dura campaña en la que no habrá diferencias «absolutas» entre unos y otros representantes de diferentes partidos políticos, Carmena aboga por «la modestia, el respeto y la prudencia».

Fuente: Ciclosfera.

Go to Top