• Curso de mecánica general de bicicleta

    CURSO DE MECÁNICA GENERAL DE BICICLETA

    Curso de reparación de cuadros de carbono

    Curso de Constructor de ruedas

    Curso de mecánica completa de bicicleta

    CURSO DE MECÁNICA COMPLETA DE BICICLETA

    Curso de suspensores y amortiguadores

    Curso completo sobre Suspensiones y Amortiguadores.

    Curso de mecánica eléctrica de bicicletas

    Curso de mecánica electrica de bicicletas-cursos de mecanica de bicis - bicihome
  • Pintamos tu bici
Home / Blog / La bicicleta en la literatura

La bicicleta en la literatura

1. El ciclista, Tim Krabbé.

El ciclista es la historia de una carrera, el Tour del Mont Aigoual, narrada por uno de sus participantes, Tim Krabbé, el gran novelista. De paso, esta novela es también un emotivo homenaje a un deporte único y a sus grandes figuras. La brillantez de la narración, que trasmite con intensidad el carácter agónico del ciclismo, y la belleza del homenaje que rinde al sufrimiento, convierten El ciclista en un verdadero hito que ha sido saludado como un libro extraordinario desde su publicación original.

2. Contrarreloj, Eugenio Fuentes.

En la cuarta etapa del Tour de Francia, Tobias Gros, el favorito e imbatible ganador de las cuatro últimas ediciones de la carrera, muere asesinado mientras descansa en un hotel tras una jornada agotadora. Uno de los primeros sospechosos es Santi Mieses, corredor del equipo rival que habló con Gros poco antes de que éste fuera asesinado. Para atajar las habladurías, Luis Carrión, el director del equipo donde pedalea Mieses, contrata al detective Ricardo Cupio, mero espectador de una de las etapas reinas, el ascenso al Tourmalet.

3. El hombre del velocípedo, Uwe Timm.

Coburgo, finales del siglo XIX: el taxidermista Franz Schróter circula por las calles de la ciudad montado en un extraño aparato. La pequeña ciudad de provincias se conmociona. No tardan en enfrentarse los partidarios del velocípedo con los seguidores de la bicicleta baja. El progreso técnico divide a los partidos políticos, a las comunidades religiosas, a las familias. Con un estilo humorístico, irónico y melancólico, Uwe Timm narra una historia tan verídica como fantasiosa en una novela de numerosos planos de lectura ambientada en la época de los grandes descubrimientos y de la imperturbable fe en el progreso.

4. El Alpe d’Huez, Javier García Sánchez.

En la salida de la etapa más dura del Tour de Francia se encuentra un ciclista cántabro al que sus conocidos llaman Jabato. Tiene más de treinta y seis años y nadie cuenta con él. Todo el mundo sabe que es imposible que un hombre tan veterano pueda resistir. Pero Jabato se obstina y su locura llega a parecer sensata.

 5. Guía de Kashgar para damas ciclistas, Suzanne Johnson.

En 1923, Evangeline English, una entusiasta dama ciclista, y su hermana Lizzie llegan a Kashgar, en la Ruta de la Seda, para ayudar a establecer una misión cristiana. Mientras las dos intentan adaptarse a su nuevo hogar, Eva empieza a trabajar en su libro, Guía de Kashgar para damas ciclistas . En el Londres de hoy en día, una joven, Frieda, se encuentra a un hombre durmiendo en el portal de su casa una noche y le proporciona una manta. A la mañana siguiente se ha ido, pero en la pared hay un dibujo exquisito y una línea de escritura en árabe. Y es justo entonces cuando Frieda descubre que es la heredera de una dama a quien no conoce.

6. Los hermanos Cuervo, Andrés Felipe Solano.

Un par de hermanos extravagantes. Una abuela imponente. Un intruso. Un ciclista en decadencia. Una mujer que ha escapado. Los hermanos Cuervo, de padre desconocido y madre fugitiva, quedan a cargo de su abuela y construyen un excéntrico universo en una casona bogotana durante una década en la que las bombas del terrorismo hacen que el encierro no sea una opción sino la única salida. Un compañero de colegio, obsesionado con los indescifrables hermanos sobre los que se tejen toda clase de rumores, será el encargado de colarse en la mansión laberíntica y juntar las piezas del misterioso origen de los Cuervo. La clave parece estar en el relato de un lejano viaje en carro rumbo al desierto de La Guajira y en los oscuros secretos de un corredor que ganó la Vuelta a Colombia en los años sesenta, época en la que el ciclismo, el más heroico de todos los deportes, hizo delirar a un país entero.

7. A por el oro, Chris Cleave.

Zoe y Kate son dos deportistas de élite entregadas al ciclismo de pista, pero con unas vidas muy diferentes. Zoe, una chica explosiva y temperamental, doble campeona olímpica, es el rostro publicitario de una conocida marca de agua mineral. Vive en un lujoso piso en Manchester y tiene muchos amantes ocasionales. Kate es más sensata y tranquila. Está casada con Jack, un campeón de ciclismo, y está volcada en su hija Sophie que padece leucemia. Por esa razón Kate no ha podido competir en los dos últimos juegos olímpicos, y Londres 2012 es su última oportunidad. Cuando Tom, su común entrenador, recibe la noticia de la Federación Inglesa de Ciclismo de que solo podrá enviar a una participante. Elegir entre Kate o Zoe es una decisión particularmente difícil, porque Tom conoce la historia de ambas. Pero tiene que ser imparcial y organiza una carrera entre ellas para nombrar la vencedora. Sin embargo, justo el día de la competición, el estado de salud de Sophie empeora gravemente…

8. Una historia en bicicleta, Ron McLarty.

Smithy Ide tiene 43 años, pesa 126 kilos, trabaja en la cadena de montaje de una fábrica de muñecos, y bebe y fuma demasiado. Su adorada hermana Bethany hace años que desapareció sin dejar rastro y sus padres acaban de morir en un accidente de tráfico. Entonces Smithy Ide decide sacar su vieja bicicleta del garaje y cruzar Estados Unidos de este a oeste en busca de lo que más quiso. A lo largo de su viaje, nuestro fascinante protagonista se cruzará con todo tipo de personajes y se verá envuelto en multitud de historias, a veces divertidas, otras tristes, y siempre emocionantes.

9. El ciclista solitario, Ramón Bodegas.

Cosmés es un hombre inmaduro y entrañable, un ser bondadoso que no acierta a comprender el mundo que le rodea, un ciclista solitario, incansable, que surca los valles, los montes y las praderas, sin entender que su continuo pedalear no es más que un soterrado deseo de huir del mundo, de la gente y, quizás, de sí mismo. Le acompañan, entre otros, una anciana millonaria y promiscua, un budista políglota que llena la ciudad de pintadas para superar su timidez, una ex miss existencialista, un pintor brasileño enamorado de una togolesa inmensamente obesa, una cocinera leonesa eterna estudiante de inglés, un torero gabonés, un coleccionista de cuadros y una monja de clausura fiel seguidora de las noticias de las revistas del corazón. El ciclista solitario está conformado por seres desvalidos y enfermos de melancolía, cuyas vidas giran entre pasiones, abandonos y reencuentros, acompañados de robos de cuadros, cobros de herencias, misteriosos asesinatos y la necesidad de escribir un libro.

10. Mi querida bicicleta, Miguel Delibes.

En este relato Delibes cuenta sus experiencias ciclistas, desde las primeras pedaladas de su infancia hasta la victoria de uno de sus hijos en una carrera popular. La historia te acercará a una época en la que apenas había coches y en la que las bicicletas no tenían marchas, pero debían llevar matrícula; una época muy diferente a la nuestra en muchas cosas salvo en una: el placer de circular en bici que describe Delibes todavía puede experimentarlo cualquier ciclista.

11. El Tour de Francia y las magnolias del Doctor Jekyll, Vicente Álvarez de la Viuda.

Brindisi es u periodista obsesionado con las hazañas de los grandes ciclistas, con las historias de las groupiesmíticas del rock ‘n roll, y, sobre todo, con las leyendas de aquellos que murieron sin morir o resucitaron tras una muerte incierta. Con todo ello, -además de una galería rica de personajes secundarios (el director deportivo Koldo Diodati, los friquis del rock FM y Lennon, o los personajes que pululan por una Ibiza desagarradora y sensual)- Vicente Álvarez de la Viuda ha escrito una novela que apasionará a los amantes del ciclismo, del rock ‘n roll y de la literatura que combina intriga, autenticidad, y sentido del misterio de la vida.

12. El perro de Dostoievski, Luis Martínez de Mingo.

En El perro de Dostoievski el narrador, un escritor frustrado que ha acabado mendigando en el metro, nos cuenta su vida. Es un relato intoxicado de literatura, en el que destaca por encima de todo la fuerza de la voz del protagonista, un joven de provincias que quiso ser ciclista y que cuando descubrió la literatura no supo si prefería ser Raskolnikov, Hamlet o Lord Byron. Después de un breve paso por la guerrilla salvadoreña, se ganará la vida en Madrid como actor de doblaje, e intentará sacar adelante una familia, pero el alcoholismo y la obsesión por la ruleta -otra muestra de su obsesión con el gran maestro ruso-convertirán su vida en un infierno.

13. El ciclista, Juan Francisco Andrade Bellido.

Cuando una joven es brutalmente asesinada en pleno paseo marítimo de Málaga durante una lluviosa noche de diciembre, el subinspector de Homicidios, Fernando Muriel, no imagina hasta qué punto este caso pondrá en riesgo muchas de las cosas que más ama. Se trata de una nueva víctima de un peligroso depredador al que, más tarde, apodarán El Ciclista. Luis Bernal, agente de Europol, vuela a la ciudad al conocer la noticia. Muchos años atrás mantuvo una relación con la madre de la víctima. Conmocionado por el terrible crimen, Bernal emprende su propia investigación. No tarda mucho en comprender que sólo su antiguo socio, el médico Ramón Castillo, será capaz de dar con una pista que les conduzca hasta el asesino, pero Castillo, después de resolver el enigma de las muertes que asolaron Portas una década atrás, se resiste a volver a la actividad.

14. Doble vínculo, Chris Bohjalian.

Mientras Laurel Estabrook practica ciclismo en una carrera solitaria, sufre el ataque de unos hombres que tratan de violarla, pero, por suerte, consigue aferrarse a su bicicleta y salvarse de milagro. Sin embargo, el choque emocional es muy fuerte y a Laurel le cuesta recuperarse, por lo que empieza entonces a trabajar en la entidad gubernamental BEDS, dedicada a buscar alojamiento a los sin techo. Cuando parece que su trabajo puede ayudarle a encauzar su vida, se produce la muerte de uno de los indigentes, Bobbie Croker. Al limpiar las dependencias de Bobbie, aparece una caja llena de fotografías y negativos. Laurel es la encargada de restaurar las fotografías para organizar un homenaje al fallecido y Bobbie Croker resulta ser un fotográfo lleno de talento por cuyo trabajo ella se apasiona. Pero la joven hace un descubrimiento que le hiela la sangre: entre las fotografías aparece la de una chica montada en bicicleta y que bien podría ser ella el día en que fue atacada.

15. Daisy Sisters, Henning Mankell.

Después de haberse carteado durante tres años, pero sin haberse visto jamás, Elna y Vivi, dos jóvenes suecas de apenas diecisiete años, por fin van a conocerse. Lo harán en el caluroso verano de 1941, en plena guerra mundial, cuando emprendan juntas un viaje en bicicleta hasta la frontera de Suecia país que por el momento s e mantiene neutral con Noruega, ocupada por las tropas nazis. El mundo les espera, pero las dos ignoran que, durante el trayecto, el encuentro con dos militares será determinante para el futuro de una de ellas. Las dos fantasean con viajar a países lejanos, con alcanzar la libertad y la independencia; muy pronto, sin embargo, la cruda realidad acabará por imponerse y obligará a desistir de sus sueños a aquellas dos jóvenes que se llamaban a sí mismas Daisy Sisters, siguiendo la moda norteamericana. Pero nunca, ni siquiera en sus peores momentos, ni ellas ni sus descendientes cejarán en su lucha por escapar de su asfixiante entorno y tomar las riendas de su vida.

16. Una promesa de felicidad, Fabio Genovesi.

Muglione es un pequeño y aburrido pueblo de la Toscana en donde lo único que se puede hacer es pescar y andar en bicicleta. Sin embargo, las vidas de Fabrizio, Tiziana y Mirko están a punto de dar un giro importante. Tiziana decide volver al pueblo al terminar su máster y Fabrizio, a pesar de ser mucho más joven que ella, s e enamorará sin remedio. Mirko, un joven talento del ciclismo, es una especie de hermano pequeño para Fabrizio y los tres van a aprender que la vida reserva extrañas sorpresas. Tres mundos lejanos que se encuentran por casualidad y entrelazan sus destinos, dando vida a un cortocircuito conmovedor y divertidísimo, amargo y poético. Y los tres aprenderán una lección: que el futuro, a veces, depara extrañas sorpresas.

17. Diez bicicletas para treinta sonámbulos, varios autores.

A lo largo de estas páginas tendremos la oportunidad de conocer a bicicletas holandesas, africanas, urbanas, rurales, filósofas, enamoradas, con y sin ruedines, que representan temas tan diversos como el desamor, el sexo, el paso del tiempo, el azar, la madurez, el coraje o la incertidumbre, de la mano de autores como Antonio muñoz Molina, Luis Landero, Andrés Neuman, José Ovejero, Marta Sanz, Luis Eduardo Aute, Ricardo Menéndez Salmón y un largo etcétera de escritores referenciales de este país.

18. Mi querida bicicleta. Relatos de ciclismo de Holanda y España, varios autores.

Una recopilación de cuentos, de autores españoles y neerlandeses, donde la bicicleta es la protagonista. Mi querida bicicleta nace de una idea promovida por la Embajada de los Países Bajos. Entre los autores de los cuentos se encuentran literatos o deportistas como Miguel Delibes, Bernardo Atxaga, Pedro Horillo, Peter Winnen, Edwin Winkels o Eric Brouwer.

19. Ubú en bicicleta, Alfred Jarry.

Ubú en bicicleta es un breve libro que recoge los escritos velocípedos que Jarry creó a lo largo de su carrera literaria. En ellos podremos ver cosas tan grotescas y extraordinarias como las siguientes: a Jesús en derrapada en el Gólgota, Ixión atado a su rueda por la eternidad, el acróbata de la Vuelta de la Muerte, una quíntupla lanzada detrás de un tren de Paris a la Siberia, unos ciclistas borrachos y dopados con el Perpetuetal Food…

 20. ¡Bici! ¡Toro! Un poeta en bicicleta,  Eduard de Perrodil.

De Perrodil adoraba lo español, tal es así que se enfrenta al viento, a la lluvia, al calor, al insomnio, a las malas carreteras, al hambre…, al mal vino y a nuestra especial idiosincrasia. A cambio de todos estos padecimientos, De Perrodil, periodista de Le Petit Journal, nos regala este trepidante testimonio con una prosa aguda, ligera y, en ocasiones, humorística. Pero ¡Bici! ¡Toro! no es sólo el relato de un viaje… bajo el subtexto de esta comedia, los españoles podemos observar si hemos cambiado algo en los últimos ciento veinte años. ¿Ya tienen una respuesta antes de comenzar este viaje… en el tiempo?

Fuente: eraseunavezqueseera

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

por si eres spam *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escribenos-por-WhatsApp-bicihome.com-ahora-te-responderemos-mas-rapido