• Curso de mecánica general de bicicleta

    CURSO DE MECÁNICA GENERAL DE BICICLETA

    Curso de reparación de cuadros de carbono

    Curso de Constructor de ruedas

    Curso de mecánica completa de bicicleta

    CURSO DE MECÁNICA COMPLETA DE BICICLETA

    Curso de suspensores y amortiguadores

    Curso completo sobre Suspensiones y Amortiguadores.

    Curso de mecánica eléctrica de bicicletas

    Curso de mecánica electrica de bicicletas-cursos de mecanica de bicis - bicihome

Una matrícula ultra-resistente para las bicicletas

La pasmosa facilidad con la que se puede vender una bicicleta robada en una tienda de segunda mano o en internet impulsa el hurto de este medio de transporte que va al alza. Sólo hay que entrar en alguna de las aplicaciones móviles más populares para encontrar algunos modelos sospechosamente baratos y de los que curiosamente el vendedor no tiene factura de compra. Si fuera un coche o una moto, con su correspondiente matrícula, ese anuncio no estaría ahí pero la poca identificación de estos vehículos se lo pone más sencillo a los amigos de lo ajeno. Al menos hasta ahora.

El mercado negro de bicis robadas podría empezar a tener las cosas un poco más complicadas si se extiende el uso del Biciregistro, un sistema de identificación ideado por la Red de Ciudades por la Bicicleta que otorga un código único, como si de una matrícula se tratara.

Una pegatina ultra-resistente pegada en la parte externa del cuadro avisa de que esa bicicleta está marcada. Dicha marca es ” un código de seguridad identificable por las fuerzas y cuerpos de seguridad”. El kit de marcaje lo completan dos pegatinas más pequeñas para la barra horizontal y la vertical y un líquido reactivo a la luz ultravioleta para grabar el número de registro en el cuadro, de manera que si el ladrón decide arrancar las pegatinas –aunque cuesta lo suyo–, la bici sigue identificada de manera invisible. Todo ello tiene un coste de siete euros. “La identificación fomenta el uso de la bici ya que provoca un efecto disuasorio a los ladrones y reduce la sensación de miedo al robo que tienen muchos ciclistas”, apunta Antoni Poveda, presidente de la Red impulsora de la iniciativa.

La ciudad estudia su entrada en la base de datos de la que forman parte diversas ciudades del área metropolitana

En caso de robo, el propietario además de poner la denuncia correspondiente en los Mossos, puede entrar a la web de Biciregistro. Allí,  informa de ello a la base de datos, gestionada por la Red de Ciudades por la Bicicleta. Esta trabaja en colaboración con la dirección general de Tráfico (DGT). De esta manera, las policías locales de las 67 ciudades implicadas en el proyecto reciben la información. Con ello, impiden una práctica muy habitual, la de robar la bici en un lugar y venderla en otro. Todo ello, para no ser identificado por el ciclista que trata de recuperarla. Además, con este sistema también se permite recuperar todas esas bicis que acaban en un depósito municipal del municipio vecino. Allí se quedan acumulando telarañas porque no hay manera de contactar con su propietario.

Según los datos de Biciregistro, un 18% de bicicletas robadas que estaban registradas han sido recuperadas. Esa cifra está llamada a ser superior, pero aún le costará. Pese a ser un proyecto de ámbito nacional, la gestión y tramitación pasa por los ayuntamientos que deciden implicarse. Esto genera que, por ejemplo, una bici encontrada en Sant Cugat sí que pueda ser cotejada con la base de datos pero no en Cerdanyola. Además de Sant Cugat, en Catalunya se han implicado de momento los ayuntamientos de Sant Boi de Llobregat, El Prat, Gavà, Terrassa, Cambrils, Vic y Santa Perpètua de Mogoda, entre otros. También el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) como entidad supramunicipal. En las oficinas municipales de los respectivos municipios se puede validar el registro y recoger las etiquetas.

Es necesario que esta matrícula se extienda por toda España

El Ayuntamiento de Barcelona está en proceso de adhesión. Aunque aún no hay una fecha marcada para su entrada, se lleva trabajando en el acuerdo más de un año. Además, podría llegar de manera coordinada con el código QR que se va a empezar a probar en las bicis de alquiler. Su entrada puede suponer el impulso definitivo al proyecto como método de registro de bicicletas en toda España. Sin publicidad de ningún tipo, de momento ya hay cerca de 500 usuarios de municipios metropolitanos con sus bicis inscritas. El proyecto ha cuajado con mucha más fuerza hasta el momento en Zaragoza, donde ya tiene más de 3.000 usuarios. Y también en Murcia, con 1.670 inscritos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

por si eres spam *