Desde Estados Unidos llega un accesorio consistente en dos cargas explosivas que se colocan en el manillar de la bicicleta. Se llama VengeCycle y estará disponible para la primavera de 2015. Incluye un GPS para ver donde se encuentra nuestra bicicleta en todo momento y un dispositivo para activar las cargas explosivas y que detonen a voluntad del propietario.

Bicihome venge cycle3

Con el kit, viene un adhesivo que advierte de la existencia de explosivos en tu bici

Gracias al Bluetooth podremos bloquear la bicicleta en un radio de 50 metros desde el punto de aparcamiento y si los cacos salen de ese radio explota automaticamente. La batería de los detonadores es recargable por USB y tiene una autonomía de 8 días. Válido para manillares planos y curvos, tiene una la equivalencia explosiva de 115,6 g de dinamita.

Bicihome venge cycle

La carga explosiva es el equivalente a 115,6 g de dinamita

VengeCycle no es legal en todos los estados de Estados Unidos, y suponemos que en prácticamente ningún sitio, por lo que sus creadores recomiendan informarse antes de comprarlo. También especifican que no es letal, ya que el daño solo se produce en las manos, pero no especifican la magnitud de ese daño.

Si, a pesar de leer todo, quieres más información pulsa aquí.

Go to Top