El grupo de arquitectos Various Architects ha puesto en marcha uno de los proyectos estrella en cuanto a sostenibilidad turística en Noruega: el Lillestrøm Bicycle Hotel. El objetivo de la propuesta es que cada vez sean más las estaciones de ferrocarril que dispongan de un hotel para bicicletas. Una firme apuesta por el transporte sostenible que gana adeptos más allá de las fronteras del país. Consumo mínimo de energía, diseño basado en madera o ventilación natural son algunas de sus ventajas.

El edificio cuenta con una azotea pública verde que conecta con la plaza principal de la estación de tren. Cuenta además con líneas muy integradas en el entorno.

Cuando anochece cuenta con una iluminación suave que realza la belleza del edificio.

Gracias a la luz natural que entra por los grandes ventanales, este hotel no requiere de consumo de energía durante el día.

 

Fuente: El Confidencial

Go to Top