De siempre es sabida la conflictividad entre cazadores y ciclistas por el uso de las areas verdes, pero no conocíamos ningún caso en el que se hubiese disparado directamente a un ciclista. La austríaca Christiane Koschier-Bitante, de 41 años y campeona nacional en ruta en 1993, tuvo que ser hospitalizada tras ser alcanzada por el disparo de un cazador que la «confundió con una liebre».

Christiane estaba calentado junto a su pareja y otros compañeros de cara a su participación en una carrera en Colloredo, localidad italiana cercana a la ciudad norteña de Vicenza, «cuando de repente escuché un estallido. Primero pensé que había reventado un rueda, pero al momento comencé a sentir un intenso dolor y sufrí un colapso».

La deportista, que actualmente compite por el equipo amateur Fimap, tuvo que ser hospitalizada de urgencia con heridas importantes en un brazo, una pierna y su cadera izquierda: los médicos le extirparon perdigones de las zonas afectadas disparados por una escopeta de caza.

«He tenido suerte, porque el tiro me podría haber alcanzado la cabeza o el cuello», explicó Christiane, que en ese caso hubiera podido morir, al diario local L’Arena.

La policía por su parte ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y expediente al cazador, que prestó primeros auxilios a la víctima.  «Quería matar una liebre», insistió en justificarse.

 

Go to Top