Todavía esta húmedo el carril bici que completa el primer tramo del eje Calle Mayor-Alcalá, desde la calle Bailén a la Puerta del Sol. Esta nueva vía ciclista que pretende según la administración estar acabada antes del fin del año 2012, conectará con la senda ciclista del Madrid-Río y discurrirá una vez acabado por las calles Mayor, Alcalá, O´Donnell, Segovia y Cuesta de la Vega.

El primer tramo ya presenta algunos problemas pocos días después de su construcción: es de un solo sentido contrario a la Puerta del Sol . Para llegar a ésta deberemos de ir por la carretera con la dificultad añadida que implica la reducción de espacio. Además existe un punto muy conflictivo al llegar al cruce de Mayor con la Plaza del Comandante Las Morenas (a la altura del Mercado de San Miguel) en el que sin poder evitarlo atraviesas una intersección que cuenta con semáforo para peatones y coches, pero no para bicicletas y que no prohibe ni regula un giro a la izquierda muy peligroso. Como es habitual en todos los carriles de la ciudad, el estacionamiento del algunos vehículos en «carga y descarga» y las invasiones de  peatones (¡o autobuses turísticos!) dentro del carril son habituales.

A pesar de que cuenta con numerosos peros, no deja de ser una nueva vía (como cualquier otra que se inaugure en la capital dado su escaso número) y eso es algo que repercute positivamente tanto en la vida de los que usamos la bicicleta como en la de todos los que dejan de respirar un tubo de escape menos.

Otra escusa más para sacar la bici del trastero y empezar a pedalear.

 

 Chema A.R.

Go to Top