El MIT (Massachusetts Institute of Technology) con la colaboración de la ciudad de Copenhague, han desarrollado la Rueda Copenhague un motor eléctrico con energía «autorecargable» que revolucionará el uso de la bicicleta, especialmente como transporte urbano.

Aunque usar la bicicleta es una realidad en las ciudades más sostenibles, pedalear hace que mucha gente la rechace. La razón más común por la que no se utiliza la bicicleta como medio de transporte es por el esfuerzo y la energía que tenemos que emplear.

Este invento se acopla a la bicicleta convencional y te ayuda a no gastar tanta energía. Funciona de la siguiente manera: acumula la energía que vas gastando y la guarda para cuando más la necesitas. Las subidas se hacen más llevaderas y no tendrás que gastar cantidad de energía para moverte. Es un producto muy simple que te dejará impresionado, sólo tienes que cambiar la rueda de tu bici y disfrutar de uno de los descubrimientos que más puede potenciar el uso de la bicicleta como transporte.

Componentes de la Rueda de Copenhague

 

Fuente: Ciclismo a Fondo

Go to Top