El Banco Europeo de Semen en Copenhague, a sabiendas que transportar esperma no es cosa que se tome a la ligera pues al hacerlo llevan los deseos de varias mujeres de convertirse en mamás mediante inseminación artificial, y conscientes de lo urgente que es comenzar a usar procesos ecológicos, ha decidido que la mejor manera de llevar los contenedores con semen es en bicicleta.

La bici utilizada para tal fin mide al rededor de 3 metros de largo, y cargada de semen llega a pesar hasta 50 kilogramos. La encargada de crear estos espermatozoides sobre ruedas, fue la empresa 10 Tons (dedicada a la construcción de modelos microscópicos de las dimensiones de una casa, y de figuras paleontológicas como ballenas de tamaño real) quien se basó en la bici cargo Bullitt de Larry vs Harry. Los espermas son llevados en un compartimiento al frente de la ‘biciesperma’, criogénicamente conservados en nitrógeno líquido para asegurar su vida durante el recorrido del banco a la clínica.

Bicihome espermatozoide
Sin duda una idea original y respetuosa con el medio ambiente. ¿Nacerán los niños procedentes de transporte de esperma con espíritu ciclista?

Go to Top