Francisco Javier Colorado cruzaba Mastung a lomos de su bicicleta cuando le atacaron. Había entrado unas horas antes en la peligrosa provincia pakistaní de Baluchistán (en el oeste del país, próxima a Afganistán) procedente de Irán, con la intención de cerrar otra etapa de su aventura en bicicleta alrededor del mundo, en la que ya ha atravesado una decena de países desde el pasado octubre.

Bicihome colarodoontheroad

Francisco Javier Colorado en una foto de su viaje colgada a través de Facebook

A las diez de la mañana hora local (5.00 GMT), en plena de ciudad de Mastung, un grupo de desconocidos abrió fuego contra el español y su escolta de soldados pakistaníes. También arrojó una granada de mano contra ellos. Colorado sufrió heridas leves. Recibió asistencia hospitalaria y fue dado de alta poco después. Los hombres que le protegían no tuvieron tanta suerte y siete de los miembros de su escolta de Levies, un cuerpo paramilitar que actúa en zonas fronterizas, murieron en el intercambio de fuego.

Cayeron por impedir que los atacantes “secuestrasen al turista español”, según aseguró el secretario de Interior de Baluchistán, Rehman Gailani; tesis que comparte el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, cuyo departamento trasladó ayer a las autoridades pakistaníes y a las familias sus condolencias por las muertes de los escoltas cuando “intentaban hacer fracasar el intento de secuestro”.

Bicihome Mastung 2

Zona donde donde se produjo el atentado

El ciclista español, por su parte, no comparte la visión de Exteriores. “No ha sido un intento de secuestro, han tratado de asesinarme. Me han tirado una granada. No creo que se secuestre a alguien así”, contó ayer al diario El País desde Lahore, ciudad a la que se trasladó en un vuelo pagado por las autoridades pakistaníes y en la que permanecerá hasta este jueves. Su intención, según contó su familia en una breve nota, que no menciona a las siete víctimas del ataque, es continuar su aventura hacia la India.

Intenso debate en las redes sociales

La muerte de siete miembros de la escolta del turista español provocó ayer una amarga polémica en las redes sociales y foros de medios de comunicación. Mientras en su página de Facebook la mayoría felicitaba a Colorado por haber salido ileso del ataque y le deseaba una rápida recuperación, los comentarios volcados en los foros de ciertos medios le criticaban con dureza por incluir en su viaje una zona tan peligrosa. “Siete muertos para que este tipo pueda presumir de recorrer el mundo en bicicleta”; “Siete muertos por su culpa, anda que no hay sitios en este mundo para pasearse en bici”; o “Alegrándome de antemano de que el joven esté sano y salvo, me pregunto, ¿qué hacía pedaleando por la peligrosa y talibanizada Baluchistán?” son algunos de estos comentarios.

Bicihome colarodoontheroad 2

Francisco Javier Colorado en una foto de su viaje colgada a través de Facebook

Lo cierto es que Exteriores desaconseja viajar a Pakistán «salvo por razones de extrema necesidad» y recuerda que existe «un serio riesgo de que se produzcan secuestros de ciudadanos extranjeros en todo el país». En las recomendaciones de viaje de su página web, Exteriores afirma que el «elevado número de ataques terroristas y actos violentos de carácter sectario, así como la existencia de zonas de abierto enfrentamiento entre el Ejército y los talibanes, desaconsejan el turismo por el país». Aconseja especialmente, entre otras, evitar la zona de Baluchistán, donde se encontraba el turista herido, así como los desplazamientos por carretera para entrar o salir de Pakistán desde o hacia Irán y Afganistán.

La aventura de Francisco Javier Colorado

La aventura de Colorado comenzó el pasado uno de octubre en la Puerta del Sol de Madrid, desde donde se dirigió al norte de España para cruzar la frontera hacia Francia. Una vez atravesada, recorrió la Costa Azul camino al norte de Italia, atravesó Eslovenia, la costa de Croacia, una estrecha franja de Bosnia, Albania y, por último, Grecia, según recoge en su diario de viaje. Se encaminó entonces hacia Oriente Medio y el sudeste asiático, entrando en Turquía y continuando su viaje por Irán y Pakistán.

Su plan es llegar a la India, según su página web, en la que explica que, “debido al riesgo que conlleva Bangladesh y la extrema dificultad para cruzar por fronteras terrestres Myanmar”, tomará un avión de Calcuta a Chiang Mai, en el norte de Tailandia, y de ahí continuará su recorrido por el resto de continentes. Diplomado en Ingeniería Técnica Industrial y licenciado en Ingeniería Química, este madrileño de 27 años se declara un entusiasta del deporte y su lema, tal y como reza su página Colorado on the road, es: “Si tienes mil razones para darte por vencido, encuentra mil razones más para seguir adelante”.

Fuente: El Confidencial y EL PAÍS.

Go to Top