El grafeno es un material similar, en muchas carácterísticas, a la fibra de carbono que fue obtenido por primera vez por los científicos Andre Geim y Konstantis Novoselov, ganadores del Premio Nobel de Física en 2010. Su introducción en el mundo del ciclismo ha sido a través de la marca española Catlike (con sede en Murcia), en la elaboración de cascos más ligeros y que resisten mejor los impactos que los de poliestireno o fibra de carbono.

Bicihome grafeno2

El grafeno tiene la forma de un panal de abejas casi plano (con un grosor de un átomo de carbon) y posee unas características muy aptas para convertirse el material de referencia en la construcción no solo de accesorios, sino también de bicicletas. Actualmente es un material muy caro, por lo que primero lo veremos en competición y más adelante irá llegando al gran público progresivamente. Algunas de sus características son las siguientes:
  • Alto nivel de flexibilidad
  • Elasticidad y dureza elevada, siendo 200 veces mayor que la del propio acero.
  • Reacción química positiva con otras sustancia. Esto supone que tiene un gran potencial de desarrollo para producir compuestos de diferentes propiedades.
  • Ligereza y poco peso. (Es similar a la fibra de carbono, pero más flexible que ésta)
  • Autoreparación. Se puede dar el caso de que si recibe algún daño esta lámina, se consiga traer átomos de carbono situados en las proximidades para reparar los huecos dañados.

Bicihome grafeno

Estas nanofibras son realizadas por la empresa alicantina Graphenano que es uno de las primeros fabricantes del mundo de grafeno a escala industrial, están colaborando con varias empresas en la realización de accesorios de grafeno. No obstante, ya hay resultados en cuanto a la construcción del primer cuadro que incorpora el grafeno en su composición: es el de la bici la Porsche Bike RS’s, que aunque no es precisamente accesible (casi 7.000 €) es la primera que vuenta con estas innovaciones.
Go to Top