En los últimos cinco años el número de ciclistas en Nueva York se multiplicó en gran parte debido a los más de 400 km de ciclo pistas y carriles especiales dentro de las calles y avenidas de la ciudad. El auge de bicicletas en la ciudad ha hecho florecer clubes, tiendas especializadas, así como talleres y un gremio de mecánicos.

NYC Bike Sharing

Los factores económico, ecológico y de bienestar han sido fundamentales para que millones de residentes elijan hoy usar la bicicleta en lugar de los taxis que subieron sus tarifas en más de 80% y el Metro, que cuesta por viaje 2.50 dólares por persona.

El año pasado la ciudad puso en marcha Citi Bike, un ambicioso programa público de bicicletas compartidas el que ocho meses después resulta ser un éxito rotundo. La primera semana que se abrió más de seis mil personas se inscribieron en su web al servicio pagando una cuota anual de 115 dólares. Esta tarifa permite al usuario usar las bicicletas de forma ilimitada pero a condición que cada periodo no supere 45 minutos. Cuando el sistema se estrenó ya contaba con 17 mil subscriptores.

Bicihome citibike

Las estadísticas muestran que durante el verano pasado estos ciclistas conformaron un tercio del tránsito de vehículos de la ciudad, que cada una de las diez mil bicicletas con las que cuenta el sistema en más de 600 estaciones fue usada un promedio de seis veces al día. Ese volumen supera el de otros sistemas de bicicletas en Estados Unidos, así como el de Londres y París que son mucho más antiguos.

Es sistema cuenta con un teléfono de incidencias al que los usuarios pueden llamar para reportar fallos o dejar sugerencias y el mantenimiento de las bicicletas es exhaustivo; un equipo de mecánicos repara un promedio de 625 bicicletas a la semana.

En lo que va del año el número de suscritos de Citi Bike ascendió a noventa y seis mil ciclistas y esta tendencia siga aumentando en 2014.

Go to Top