Un grupo de ciclistas de la localidad checa de Hustopece fue testigo del sorprendente robo de una bicicleta. El robo lo sufrieron por medio de un dron operado por un ladrón desconocido.

Tal y como se puede apreciar en el vídeo, el dron apareció de repente, descendió y enganchó con un cable una de las bicicletas. Los propietarios se habían apartado momentáneamente de ellas. El vehículo sustraído comenzó a volar y uno de los jóvenes arrojó el casco hacia el aparato en su intento desesperado por detenerlo.

Una escena sacada de una película futurista

Posteriormente, los deportistas persiguieron al dron mientras éste sobrevolaba un descampado. Afortunadamente, el aparato dejó caer la bicicleta un poco más tarde a unas decenas de metros de distancia del lugar donde robó el vehículo.
Aquí tienes el vídeo que recoge el momento de este peculiar robo

 

Fuente: La Razón

Go to Top