Un hombre de 34 años llamado Shaun Wayne se ha convertido en noticia luego de que varios medios internacionales informaran que esta persona ingresó a una clínica por su propio pie y muy consciente, preguntando si había un médico que pudiera atenderle, ya que llevaba ¡un cuchillo enterrado en la cabeza!

Como todos los días, Shaun se dirigía en bicicleta a su trabajo, ubicado en Strand, un barrio cercano a Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, cuando de repente fue atacado por dos hombres y uno de ellos le clavó el cuchillo en la cabeza, y todo para robarle su medio de transporte.

Pese a la agresión, Shaun se defendió y los ladrones salieron huyendo del lugar sin el botín. Así que de inmediato, volvió a subirse a su bicicleta, pedaleó cerca de media milla, ya con el cuchillo clavado a un costado de su cabeza, para llegar a un hospital.

“Decir que fue dramático verlo con un cuchillo en la cabeza es un eufemismo, pero estaba muy tranquilo y lúcido aunque sangraba mucho”, declaró la doctora Brendan Venter, quien en ese momento, ella misma lo trasladó en su auto a un hospital en donde pudiera ser atendido por un especialista.

Una hazaña increíble se mire por dónde se mire

Fue sometido a una cirugía para retirarle el cuchillo que tenía una hoja de 6 pulgadas y por suerte, se recupera satisfactoriamente, ya que el objeto se hundió en su cráneo y se inclinó al impactar con el hueso, lo que ayudó a que no sufriera un daño mayor o que pudiera morir al instante.

 

Fuente: La Opinión

Go to Top