El juzgado de lo Penal número 8 ha condenado a tres años y un mes de cárcel al conductor que atropelló mortalmente a una ciclista en un paso de peatones de la calle San Vicente de Valencia, junto a la estación del AVE.

Bicihome juzgado

Tres años de cárcel y una indemnización que asume el seguro es el resultado del lamentable suceso

Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) el conductor, que ha sido condenado por homicidio imprudente y delito contra la seguridad vial, circulaba ebrio a más de 94 kilómetros por hora en el casco urbano de Valencia.

El juzgado ha condenado al conductor, y como responsable civil directo a la compañía Mapfre, a indemnizar a los padres de la chica en 115.646 euros por el fallecimiento de su hija, y en 80 euros por los daños en la bicicleta, y a su hermano en 21.026 euros.

Además deberá pagar a su acompañante 157 euros por los cinco días que tardó en curar de las lesiones que sufrió en el accidente; 2.603 euros por daños ocasionados en un vehículo estacionado contra el que chocó tras continuar la marcha después del atropello, y 292 a Generali; otros 2.925 euros por daños a otro vehículo; y 1.071 euros por el valor de reposición de un cartel informativo de Lubasa Aparcamiento.

El atropello ocurrió el 13 de enero de 2013 por la tarde cuando el conductor, que circulaba a más de 94 km por hora, se saltó el semáforo en rojo del cruce de la calle San Vicente y Roig de Corella y colisionó contra la chica, que cruzaba el paso de peatones con una bicicleta, «lanzándola por los aires a una altura entre tres y cinco metros», según el fallo.

El conductor continuó la marcha pero su intento de huida quedó frustrado a la altura del número 176 de la calle San Vicente al chocar contra tres turismos correctamente estacionados y contra un cartel de señalización.

Debido a la colisión, la joven falleció en el lugar de los hechos, donde fue atendida por agentes de la Policía, quienes sometieron al conductor a pruebas de alcoholemia, con un resultado positivo de un miligramo en aire aspirado, que equivale a dos gramos en sangre. Posteriormente le fue practicada una prueba de detección de drogas tóxicas en el Hospital General de Valencia.

El conductor está en prisión provisional por esta causa desde el 14 de enero. La fallecida estudiaba tercer curso en la Facultad de Bellas Artes de Valencia.

Fuente: EL MUNDO.

Go to Top