Los parkings, construidos por MA sistemas, con sede en Zaragoza e introducidos en Singapur por Smartcity Projets. Esta empresa fue fundada por dos jóvenes españoles y radicada en Singapur. Tienen por nombre Biceberg y están integrados dentro de «Kampung Admiralty». Se trata del complejo de vivienda pública más avanzado desde el punto de vista tecnológico de todo el país. Ha sido galardonado con el premio Outstanding Award en la séptima edición de los premios Skyrise Greenery Awards.

Promovido la Housing Developement Board (HDB), el diseño del complejo que ha sido inaugurado el pasado 12 de mayo por el Primer Ministro Lee Hsien Loong y el Ministro de Transporte Khaw Boon Wan, es obra del prestigioso estudio de arquitectura Woha, que se caracteriza por sus innovadores edificios, concebidos como mini ciudades integradas en entornos sostenibles y sociables en los que los parkings de Biceberg encajan a la perfección.

Singapur, un país muy avanzado y con una gran sensibilidad hacia el medio ambiente, ha creado a través de la LTA (Land Transport Authority) un servicio público llamado SecureMyBike que engloba estos parkings con los que hace una sirviendo de ejemplo a otros países de su entorno como Hong Kong, que han iniciado negociaciones para instalar estos parkings que ya operan desde hace años en varias ciudades españolas como Barcelona, Vitoria, Huesca, Gerona y Zaragoza con unos resultados óptimos. 

Su funcionamiento es muy sencillo:

  1. El usuario introduce su número de teléfono
  2. El aparcamiento le asigna una celda estanca donde puede dejar la bicicleta y otros elementos como el casco o la mochila.
  3. Seguidamente, el mecanismo guarda la bicicleta en el subterráneo
  4. Cuando el usuario quiere utilizarla de nuevo, vuelve a introducir la tarjeta y la instalación le devuelve la bicicleta.

El sistema ha sido diseñado con todas las medidas de seguridad. Está preparado para detectar el metal y apreciar movimientos o pesos excesivos en el interior. De modo que resulta imposible introducir animales o personas.

Este sistema podría implantarse en España y no resultaría muy caro

Si se emplean como referencia las ciudades españolas, el Biceberg no resulta caro. Las primeras ocho horas son gratis y además existe la posibilidad de hacer abonos mensuales y atractivos descuentos a residentes y a colectivos como asociaciones de ciclistas o universitarios.

 

 

Fuente: Es Diario

Go to Top