Una de las peores cosas que le puede pasar a un ciclista es caerse de su bicicleta y más aún si está compitiendo en una carrera de velocidad. Como norma general, una caída suele ser sinónimo de abandono o, en el mejor de los casos, de una pérdida importante de tiempo que te impide quedar entre los primeros puestos. Sin embargo, el ciclista Michal Marosi rompe con ese tópico y nos demuestra que a pesar de sufrir una aparatosa caída en competición todo es posible. Os dejamos la impresionante maniobra de adelantamiento desafiando la gravedad de Michal Marosi en la carrera de FourCross JBC 4X Revelations.

¡Nunca se debe tirar la toalla!

Go to Top