Dentro de poco, a los ciclistas urbanos que no tenemos garaje o trastero no nos quedará otro remedio que guardar la bicicleta en casa. Durante el verano, puede estar tan ricamente en la terraza, pero en cuanto empiecen las lluvias y más tardes las heladas, es mejor dejarla bien resguardada.

1. Very Nice

El primero se llama Very Nice y tiene dos versiones, como soporte de pared, perfecto para colgar en la pared las bicicletas de cuadro triangular, y como soporte de suelo, ideal para las bicicletas de paseo sin barra horizontal. Fabricados en madera contrachapada acabado nogal, son una creación del diseñador industrial Daniel Ballou.

soportes-de-bicicletas

2. Miguelangelo

Michelangelo es un elegante e ingenioso diseño de pared para todo tipo de bicicletas. Cuenta con un sistema de instalación rápido y sencillo con el que no hace falta hacer agujeros, simplemente se deja caer sobre la pared y la gravedad hace el resto.

soportes-de-bicicletas

3. Cycloc

Nunca se nos habría ocurrido poner la bici sobre el sofá, pero si no se tiene otra pared libre, es una solución muy original. La bici como un objeto decorativo más en el salón y siempre que el soporte sea fuerte y seguro como este modelo llamado Cycloc fácil de instalar con 3 puntos de fijación que puede sujetar las bicicletas en horizontal y vertical. Además viene en varios colores (verde, naranja, blanco y negro) para que elijas el que mejor vaya con la decoración de la casa.

soportes-de-bicicletas

4. Fixa

Esta pequeña estantería hecha en madera de abedul llamada Fixa, tiene el fondo suficiente para que el manillar y las ruedas de la bici no rocen con la pared. Es un soporte multifuncional que funciona al mismo tiempo como un pequeño estante para dejar cosas. Además, la plataforma superior dispone de espacio de almacenamiento con tapa de protección para guardar todo esos pequeños objetos que no queremos tener a la vista.

soportes-de-bicicletas

soportes-de-bicicletas

5. The Bike All

Este estante es ideal para l@s que no tenemos mucha fuerza y nos cuesta levantar la bici. Se llama The Bike All y está diseñado para encajar el sillín de la bici, de manera que sólo la rueda delantera queda apoyada en el suelo. Cuenta con una bandeja perfecta para dejar los guantes y el candado. Dispone, además, de dos perchas donde colgar bolsas o el casco.

soportes-de-bicicletas

soportes-de-bicicletas

6. Shadow

Como el anterior, Shadow es un soporte de suelo muy cómodo, ya que permite encajar la rueda delantera en el suelo evitando así el esfuerzo de tener que levantarla para colgarla en la pared, además ocupa muy poco espacio. Consta de una única lámina de acero doblada rematada por un detalle en cuero. La ranura de rueda permite encajar modelos de diferentes tamaños de rueda y la base, realizada en un material sintético antideslizante, mantiene la bicicleta perfectamente equilibrada.

soportes-de-bicicletas

soportes-de-bicicletas

7. Wooden Bike Hook

Elegante, delicado y la mínima expresión en soportes para bicicletas. Se trata de dos soportes cilíndricos, de 3 cm de diámetro, realizados en madera de roble claro. Instalados en la pared no parecen que puedan aguantar mucho peso, pero vistos los tornillos que se gastan sí parecen resistentes. Lo que está claro es que para montarlos se necesita una pared fuerte y estable.

soportes-de-bicicletas

soportes-de-bicicletas

8. SLÎT

SLÎT, de la firma Mikili,  es un soporte perfecto para bicicletas ligeras. De diseño minimalista,  podemos tenerlo plegado en la pared, como si se tratara de un cuadro, o dejarlo abierto y utilizarlo como estante para dejar pequeños objetos a la vista.

soportes-de-bicicletas

soportes-de-bicicletas

Ahora solo queda buscar la pared adecuada, medir la bici y decidirnos por uno de los ocho modelos. A ti ¿cuál te gusta más?

Nota: fuente Decoratrix.

Go to Top